Noticias

MPPEU ENTREGÓ MATERIALES EDUCATIVOS A ESTUDIANTES PRIVADOS DE LIBERTAD DE CÁRCEL NACIONAL DE MARACAIBO

Prensa MPPEU (25/05/2012)

El Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria (Mppeu), a través de la Dirección General de Ingreso y Desempeño Estudiantil, entregó material de estudio y uniformes a privadas y privados de libertad de la Cárcel Nacional de Maracaibo, ubicada en el sector Sabaneta de la capital zuliana.

Dario Di Zacomo, al frente de la mencionada dirección ministerial, junto a la profesora Nancy Yaneth Torres, coordinadora de la aldea universitaria que funciona dentro del centro penitenciario, expresaron su satisfacción por los logros obtenidos en cuanto a la inclusión en el sistema educativo y la transformación sociocultural que se concreta dentro de las cárceles gracias a la Misión Sucre.

Torres contó que la aldea “surgió por el plan extraordinario del Presidente Hugo Chávez para incorporar a todas y todos los excluidos de la educación universitaria y, por esta razón, la Cárcel Nacional de Maracaibo se sumó a esta misión educativa. Esta aldea se inauguró en febrero de 2005 (…) trabajamos durante seis años para lograr la primera promoción de profesionales, tanto de la cárcel como de la comunidad. Esto es como un semillero, ya estamos recogiendo los frutos”.

En cuanto a las promociones de profesionales, expresó que cuentan con dos grupos: “A finales de 2010, salieron los dos primeros abogados; por otra parte, hoy un joven de la cohorte de TSU (Técnico Superior Universitario) en Gestión Ambiental recibe su título por parte de las autoridades de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). De un grupo de más de 100 personas, 12 recibirán su título el 28 de septiembre y, de ellos, dos son de la cárcel de Sabaneta”.

Los Programas Nacionales de Formación (PNF) que se imparten en la aldea universitaria de la Cárcel Nacional de Maracaibo son acreditados por tres instituciones. A través de la UBV, ofrecen Gestión Ambiental, Comunicación Social y Estudios Jurídicos. Con la Universidad Deportiva del Sur, tienen el programa en Actividad Física y Salud y, finalmente, con el Instituto Universitario Tecnológico de Maracaibo (Iutm) cuentan con Administración de Empresas y Construcción Civil hasta TSU.

Garantía de trabajo

Una de las políticas del Mppeu y su similar para los Servicios Penitenciarios (Mppsp) consiste en garantizar a la privada y privado de libertad el retorno a su comunidad a través de la reinserción laboral; las egresadas y los egresados han sido asumidos como profesores universitarios luego de formarse como preparadores. A ellos se les garantiza que cuando salgan en libertad, se estabilicen y puedan lograr mejores trabajos o continuar con su formación docente para ser profesores universitarios a tiempo completo.

Dentro de las actividades culturales que se practican en la cárcel de Sabaneta está el teatro universitario, la producción de artesanías y pintura (organizada por el coordinador cultural del centro penitenciario, Jesús Romero), por citar algunas. Actualmente, se prepara una obra de teatro que se presentará en Cumaná el 28 y 29 de junio y que expresa una sinopsis crítica sobre la historia de Venezuela desde Juan Vicente Gómez hasta la actualidad, abordada desde el punto de vista universitario.

Por otra parte, se propone que los proyectos de las y los privados de libertad que se gradúan pasen a ser, de hecho, empresas de propiedad social penitenciarias, que garanticen también al egresado que, antes de salir, tenga un trabajo asegurado afuera. “En la aldea no distinguimos si alguien es funcionario, es guardia o privado de libertad, aquí todos somos estudiantes en formación y en igualdad de condiciones”, dijo la coordinadora Nancy Torres.

Oportunidad revolucionaria

De nacionalidad holandesa, Swinda Peña está recluida, pero gracias a los funcionarios y a la profesora Torres estudia en la aldea de Misión Sucre del centro penitenciario. “Hay muchas cosas que tenemos que arreglar en el centro educativo; por ahora hemos recibido los materiales apropiados para todos los internos y es muy bueno, ya que sus familiares (a veces) no tienen dinero para ayudarlos en sus estudio”.

Informó sobre la necesidad de acondicionamiento de la sala de computación, “ya que necesitamos buscar información necesaria para realizar nuestros trabajos. Por ahora, nuestros familiares nos ayudan buscando la información afuera en la comunidad, pero de esta manera nos toma más tiempo hacer nuestros trabajos”.

Actualmente, Peña da clases en el PNF en Comunicación Social y pronto comenzará a ofrecer clases de inglés y holandés; “como soy holandesa, puedo hablar inglés, holandés, papiamento y español. Quiero seguir estudiando porque nunca es tarde para hacerlo (…). Al cumplir mi condena y salir, espero seguir ayudando a estudiar a los internos que queden”.

Asimismo, Luz Contreras Aguilar, funcionaria del anexo de mujeres, se siente orgullosa de estudiar con privadas de libertad: “Ha sido una buena experiencia, somos muy unidas, hacemos los trabajos juntas. No existe la discriminación, todas somos iguales; estudiamos y somos compañeras de estudio. Me encanta porque esto lo logramos debido a la Revolución”, gracias ella “tenemos esta hermosa oportunidad”.

Según estudiante-triunfadora, la mayoría opina que antes había mucha exclusión porque estaban en una situación de encierro y nada más; “ahora, gracias a Dios y al Presidente Hugo Chávez, vamos todos hacia adelante; el hombre nuevo y la mujer nueva sí son posibles cuando se les incluye en el trabajo, en la construcción. ¿Sabes que baja la autoestima de las personas? Que la discriminen, pero si todos están incluidos, avanzando juntos y nos comprendemos, esto será un país nuevo como mi Presidente lo quiere”.

Informó que “las muchachas se paran muy temprano y hacen sus labores, según la responsabilidad que les toque; hay un grupo que se encarga de la cocina, otro trabaja en la limpieza y el mantenimiento de las áreas, las plantas, etc. Después de que cada una realiza su labor diaria, repasan los apuntes y en las tardes ven clases. También hay sesiones de deporte, a veces vienen personas de afuera a jugar”.

Las privadas de libertad también tienen la oportunidad de realizar dictados por el Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista (Inces) de repostería, foamy y artesanías. “En realidad, el que no quiere aprender en esto es porque no quiere. Hay posibilidades de aprender de todo. De hecho, siendo funcionaria, aprendí a hacer sandalias y pantuflas”, expresó Contreras.

Agradecimiento al Gobierno

“Ya culminé materias del décimo semestre de Estudios Jurídicos y espero acto de grado. En cuanto a mis expectativas, espero que continúen los apoyos que nos dan a los internos que antes éramos desechados y marginados del sistema educativo, y para muestra un botón: cinco años estudiando y ya culminé mis materias y estoy esperando graduarme. También trabajo aquí adentro; hago quesillos, ayudo en la carpintería”, expresó el privado de libertad, Freddy Galvis.

Contó que el grupo que culmina el programa de formación quiere que el Gobierno Nacional los apoye en un proyecto de ofertas de empleo o de beneficio para los internos luego de que cumplan su condena para ser reinsertados exitosamente en la sociedad.

 “Le doy las gracias a mi comandante Hugo Rafael Chávez Frías, quien creó las misiones para que quienes no tuvimos la oportunidad en el pasado de ir a una universidad privada, tengamos la facilidad de estudiar y de tener a las universidades cerca de nuestras comunidades”, apuntó Andrea Katerine Gómez, facilitadora privada de libertad.

Sus expectativas se centran en que nunca terminen las misiones; “con ellas podemos cambiar a través de la educación. Actualmente, me doy cuenta que he cambiado gracias a la Revolución, que me ha motivado a seguir adelante, ya que mi condena fue de 21 años y, en realidad, sentía que todo se me había acabado, que todo lo había dejado allá afuera. Las misiones y la coordinadora Nancy Torres, me impulsaron a volver a la vida”.

Igualmente, manifestó que antes de ser condenada, pensaba ser una excelente madre para su hijo de 12 años: “lo dejé de casi dos años. Siempre cometemos errores en la vida, pero nunca es tarde para reflexionar sobre ello (…) Estudié Derecho y ahora estoy dictando clases en el anexo femenino. Cuando salga, pienso seguir con el proyecto de Empresa de Propiedad Social Penitenciaria Textil 2012, que será la instancia en la que trabajará la privada y privado de libertad tanto en la cárcel como cuando salga”.

(Fin / Texto: Kaybeliz López /Foto: Dirección Ingreso Mppeu)






Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria - Fundación Misión Sucre. RIF: G-20003871-3. Todos los derechos reservados.
Página web Diseñada por Caveguias. RIF: J-00092863-0
Página web Desarrollada por la Dirección de Tecnología de la Información de la Fundación Misión Sucre.